Pendientes huevo Yoshi


Siempre es bueno llevar unos pendientes huevo Yoshi colgando de las orejas porque nunca sabes cuando vas a necesitar montar un manso dinosaurio de lengua larga. En honor a la verdad, hay que decir que son como una lotería: nunca se sabe si, después de meses incubándolos en tus orejas, va a salir una servicial criatura o una mochila come moscas o el USB más rápido salvando archivos digitales. Sea como sea, los pendientes huevo Yoshi son ideales para llevarlos a las parrandas frikis a las que sueles asistir, a las entrevistas de trabajo (¿Todavía existen en España?) o al entierro de Luigi. Los pendientes huevo Yoshi se hacen por encargo, miden alrededor de 2 cm y puedes elegir el color que prefieras. Para más información, pincha en “Los quiero”.


píllalo aquí Ver Más Productos

Más productos guapos